DECLARACIÓN: Economista de CAP Michael Madowitz Sobre el Informe de Empleo de Diciembre de 2020

Washington, D.C. – Tras conocerse hoy las nuevas cifras de empleo de diciembre de 2020 de la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos, el economista del Center for American Progress Michael Madowitz emitió la siguiente declaración:

El informe de empleo de diciembre subraya lo que ha sido evidente durante meses: un alivio económico demorado y una crisis de salud pública mal administrada están empujando a la economía a una doble recesión. El crecimiento del empleo ya se había desacelerado en cada uno de los últimos seis meses, mientras que las solicitudes semanales de seguro de cesantía han duplicado el récord anterior durante meses. Desde que la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó la Ley HEROES en mayo, que contenía mucho más apoyo que el paquete de alivio económico de $900 mil millones del mes pasado, ha quedado claro que nuestra economía necesita una ayuda considerable. Muchos senadores jugaron con vidas y trabajos, titubearon durante seis meses y, en última instancia, redujeron la cantidad de asistencia que Estados Unidos necesita. El informe de hoy es una señal aterradora de que los trabajadores estadounidenses ya están pagando el precio por el trato negligente del Senado a la economía y al pueblo estadounidense bajo el liderazgo del senador Mitch McConnell (R-KY).

Los datos de hoy también subrayan quién asume las dificultades de esta respuesta ineficaz. Los trabajadores negros todavía enfrentan tasas de desempleo de casi el 10% y hubo menos trabajadores negros empleados en diciembre que en noviembre, con toda la disminución de la tasa de desempleo en los afroamericanos proveniente de personas que abandonan la fuerza laboral. Las tasas de desempleo de los latinos y las latinas aumentaron aproximadamente un punto porcentual. Los trabajadores afroamericanos, asiáticos e hispanos vieron todos disminuciones en el empleo en diciembre, mientras que el empleo entre los blancos aumentó en 38.000.

El proyecto de ley de ayuda de emergencia aprobado por el Congreso el mes pasado fue un pago inicial crucial para ayudar a los estadounidenses durante los próximos meses. Pero no es suficiente y los estadounidenses enfrentarán una vez más una ayuda que expirará en marzo. No hay suficiente dinero para financiar adecuadamente la distribución de vacunas, que es, en última instancia, nuestra ruta central para recuperarnos por completo de la crisis económica y de salud pública. Los trabajadores desempleados todavía tienen dificultades económicas para pagar sus cuentas. Las disposiciones sobre licencias remuneradas de emergencia expiraron a finales del año pasado, al tiempo que muchos estados y ciudades no tienen dinero suficiente para pagar la nómina de servidores públicos vitales, incluidos bomberos y profesores.

Estados Unidos necesita urgentemente más ayuda. La pandemia está empeorando y la distribución de vacunas no mantiene el ritmo. Mientras tanto, la economía continúa desacelerándose. El pueblo estadounidense está luchando más mes a mes. Han elegido una nueva administración y una nueva mayoría en el Senado con un mandato para la acción. Este nuevo liderazgo tiene ahora la tarea urgente de aprobar rápidamente un paquete de ayuda sustancial para salvar vidas, negocios, trabajos y hogares, antes de que sea demasiado tarde.

Para obtener más información o hablar con un experto, no dude en contactar a Ricardo Rauseo a rrauseo@americanprogress.org.