DECLARACIÓN: Michael Madowitz, Economista de CAP, Sobre el Informe de Empleo de Abril de 2020

Washington, D.C. — El economista del Center for American Progress Michael Madowitz emitió hoy la siguiente declaración sobre las cifras de la situación de empleo de abril de 2020, de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. (BLS por sus siglas en inglés):

Los catastróficos números de empleo de hoy son un resultado directo de la fallida respuesta del presidente Donald Trump a la pandemia de coronavirus. La única forma de revertir esta calamidad económica es mejorar drásticamente la respuesta del gobierno federal. Esta es la peor tasa de desempleo que Estados Unidos ha visto desde la Gran Depresión. 20,5 millones de personas han perdido sus empleos desde mediados de marzo, mientras que otros 7 millones han solicitado seguro de desempleo desde que se recopilaron los datos de hoy. Además, la tasa de desempleo del 14,7 por ciento es un reflejo de lo grave que es la situación, ya que muchos estadounidenses se han visto obligados a abandonar el mercado laboral por completo o a trabajar a tiempo parcial. 

No tenía que ser así y no tiene ser así en adelante. Las propias respuestas económicas y de salud pública de la administración a la crisis han llevado a una situación en la que Estados Unidos tiene la tasa de infección por COVID-19 más alta del mundo y, ahora, las peores cifras de desempleo en un siglo. Los propios expertos del presidente Trump han dicho repetidamente que los testeos generalizados son la clave para reabrir la economía de manera segura y hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar. Con todo, más de cuatro meses después que la administración se enteró por primera vez del coronavirus, todavía no tenemos los programas de testeo y trazabilidad que permitan a las personas regresar al trabajo sin temer por sus vidas.

Necesitamos una respuesta federal masiva para apoyar a la economía, permitir que los trabajadores regresen a sus trabajos de manera segura y mitigar los temores justificados de la salud y economía, que reducirán el gasto y amenazarán los empleos de millones de estadounidenses mientras las actividades cotidianas conlleven un riesgo hospitalización. Al jugar con el desmantelamiento del grupo de trabajo de la Casa Blanca de respuesta al coronavirus y alentar a los gobernadores a que reabran sus economías antes de que sea seguro, el presidente Trump y sus aliados le han pedido al pueblo estadounidense que acepte el desempleo masivo y la muerte generalizada. Necesitamos un paquete integral de CARES II que rechace esta visión para el país. Con CARES II, el Congreso tiene la oportunidad de hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar de manera segura al proporcionar testeos exhaustivos, equipos de protección personal e inspecciones de seguridad. Al mismo tiempo, CARES II debería usar métodos probados para mantener bajo el desempleo, como proporcionar ayuda a los gobiernos estatales y locales, y asistencia en efectivo a los trabajadores y las pequeñas empresas que impulsan el motor de la economía.

El informe de empleo de hoy es reflejo de un fracaso masivo en el liderazgo. Ya es hora de que nuestro gobierno se una y actúe para proteger vidas, apoyar a familias y comunidades, y hacer que las personas vuelvan a trabajar.

Relacionado: “The Trump Administration’s Handling of Coronavirus Threatens a Long Unemployment Crisis” de Andres Vinelli y Jacob Leibenluft

Para ver los últimos insumos de CAP sobre el coronavirus, visite nuestra página con información sobre coronavirus.

Para obtener más información o hablar con un experto, no dude en contactar a Ricardo Rauseo a ‮gro.ssergorpnacirema@oesuarr