DECLARACIÓN: Michael Madowitz, Economista de CAP, Sobre el Informe de Empleo de Marzo de 2020

Washington, D.C. — El economista del Center for American Progress Michael Madowitz emitió hoy la siguiente declaración sobre las cifras de empleo de marzo de 2020, entregada esta mañana por la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos:

El Informe de Empleo de hoy es un desastre. El mes que viene será un desastre mayor. Según los datos recopilados entre el 8 y 14 de marzo entre los asalariados, el Departamento del Trabajo estima que perdimos 701.000 empleos y que la tasa de desempleo aumentó en casi un punto porcentual completo a 4,4%. Esta es la línea de base en la que estábamos antes que 10 millones de estadounidenses solicitaran seguro de desempleo durante las últimas dos semanas.

Estos datos son sombríos. La respuesta atrasada y caótica del presidente Donald Trump a la pandemia del coronavirus está diezmando nuestra economía. No tenía que llegar a esto, pero aún de manera más urgente, la administración Trump necesita aprender de sus errores y tomar medidas mucho más agresivas para abordar esta pandemia. Esa será una condición necesaria, pero no suficiente, para limitar el daño económico que se avecina.

La crisis del coronavirus ha expuesto y exacerbado las debilidades preexistentes en la economía de Trump. La industria manufacturera de EE.UU. ha estado en recesión desde el año pasado y el crecimiento salarial se desaceleró a pesar de todas las promesas realizadas sobre los recortes impositivos de Trump. El número de estadounidenses sin seguro médico estaba aumentando, en gran parte debido a las políticas de la administración Trump. La economía no estaba en pleno empleo, especialmente para los trabajadores negros, latinos y discapacitados. Ahora, estos trabajadores se encuentran entre los más propensos a haber perdido sus empleos.

El titubeo y la negación de Trump frente a la pandemia ya han causado un desempleo masivo y causarán cientos de miles de muertes. Ello, enviando a la economía a su mayor caída desde la Gran Depresión. El asombroso costo económico y de salud era prevenible. Los países que contuvieron sus propios brotes de COVID-19 rápidamente salvaron vidas y están dañando menos sus economías.

Lo primero que la administración Trump puede hacer por la economía es tomar medidas agresivas para enfrentar la crisis de salud pública. La administración debe ofrecer a los estados una guía clara sobre la necesidad de que se cumplan las órdenes de quedarse en casa; aumentar los testeos masivos y el rastreo de contactos; ampliar la cobertura de salud, y utilizar la Ley de Producción de Defensa para fabricar los equipos médicos y de protección necesarios.

No puede haber ninguna duda: Trump debe trabajar ahora con el Congreso para crear un cuarto paquete de ayuda económica. Ello, para respaldar las necesidades fundamentales de salud y a un número sin precedentes de trabajadores y familias despedidos, en lugar de las grandes corporaciones.

Para ver los últimos insumos de CAP sobre el coronavirus, visite nuestra página con información sobre coronavirus.

Para obtener más información o hablar con un experto, no dude en contactar a Ricardo Rauseo a ‮gro.ssergorpnacirema@oesuarr‭