DECLARACIÓN: El Fallo de la Corte Suprema sobre la Carga Pública Hace que Nuestro Sistema de Inmigración Sea Más Cruel y Disfuncional

Washington, D.C. — Por cinco votos contra cuatro, la Corte Suprema de los EE.UU. votó hoy según las líneas ideológicas, para permitir que la discriminatoria regla de carga pública de la administración Trump entre en vigencia. Tras el fallo, Alexandra Cawthorne Gaines y Tom Jawetz del Center for American Progress emitieron las siguientes declaraciones:

Alexandra Cawthorne Gaines, vicepresidenta del Programa de Pobreza a Prosperidad:

Hoy, la Corte Suprema ayudó y fue cómplice de la administración Trump y su guerra contra las personas que luchan para llegar a fin de mes. La regla de carga pública no hará que nuestro sistema de inmigración funcione mejor. Simplemente, apunta a niños que dependen del programa de almuerzo escolar para comer; a personas discapacitadas que buscan atención médica, y a familias que luchan financieramente en su camino a alcanzar el sueño americano. Esta resolución tendrá como resultado final el aumento de pobreza, la inseguridad de vivienda y consecución de nivel educativo. La regla no es más que una prueba de riqueza discriminatoria que dañará a las personas independientemente de su estado migratorio.

Tom Jawetz, vicepresidente de política de Inmigración:

La regla de carga pública socava nuestros ya insuficientes canales de inmigración legal y hace que el sistema sea aún más cruel y disfuncional. El fallo destaca además la naturaleza agresiva de este tribunal ideológico que, una vez más, interfirió en una solicitud de suspensión de los procedimientos en una etapa temprana, con el fin de inclinar la balanza a favor de que las políticas de Trump avancen mientras continúan siendo litigadas. En última instancia, esta resolución no sólo debilita el Estado de Derecho al hacer que nuestro sistema de inmigración sea menos justo, humano y viable, sino que también desautoriza la legitimidad de la Corte Suprema como una institución que se preocupa por los derechos de las personas, en lugar de la política de la Casa Blanca.

Para obtener más información o hablar con un experto, por favor contactar a Ricardo Rauseo vía email a rrauseo@americanprogress.org o al teléfono 202-481-8212.