DECLARACIÓN: Las Medidas de Emergencia Provisional de Coronavirus Subraya la Necesidad de un Paquete Integral de CARES II, dice Neera Tanden de CAP

Washington, D.C. — La Cámara de Representantes de los Estados Unidos se unió al Senado estadounidense para aprobar un paquete provisorio de alivio de emergencia por coronavirus. Tras la aprobación de las medidas, Neera Tanden, presidenta y directora ejecutiva del Center for American Progress, emitió la siguiente declaración:

Una vez más, el líder de la minoría del Senado Schumer, la presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi y sus colegas en el caucus demócrata, han tomado una propuesta deficiente presentada por los líderes republicanos del Congreso y aseguraron -el muy necesario aunque aún insuficiente- apoyo para aquellos en primera línea de esta crisis. La propuesta republicana original omitió terriblemente la financiación para los trabajadores de atención médica y hospitales de primera línea; no financió el testeo de virus que es necesario para reabrir la economía, y hubiera hecho poco para ayudar a las más vulnerables pequeñas empresas.

Gracias al liderazgo del líder de la minoría Schumer y la presidenta de la Cámara Pelosi, los hospitales y otros proveedores de atención médica recibirán $75 mil millones adicionales; $25 mil millones adicionales se pondrán a disposición para testeos y rastreo suplementarios, al tiempo que los prestamistas más pequeños -que pueden llegar mejor a las pequeñas empresas y comunidades con mayores necesidades- tendrán financiación específica para obtener ayuda. CAP hizo un llamado para tener fondos adicionales para testeos y rastreo, y estamos entusiasmados de que este financiamiento urgente esté en este paquete.

Sin embargo, la necesidad de este proyecto de ley de emergencia subraya que se requiere que el Congreso apruebe rápidamente un paquete CARES II más integral. Con cada día que pasa, se pierden miles de vidas por el coronavirus y muchas personas están quedando sin sus medios de vida. Como CAP señaló a principios de este mes, es imperativo que los legisladores actúen ahora para aprobar otro paquete de ayuda tan grande como la primera Ley CARES. CARES II debe incluir medidas de salud agresivas que se necesitan para poner fin a la crisis y, al mismo tiempo, apuntar la ayuda económica hacia las pequeñas empresas, los gobiernos estatales y locales, y las comunidades con dificultades económicas.

El próximo paquete debe tener en cuenta el impacto dispar de la crisis del coronavirus en las comunidades que hace mucho que han enfrentado obstáculos significativos para la seguridad y el bienestar. Especialmente las personas de color, las con discapacidad, los inmigrantes, las mujeres y quienes viven en la pobreza. CARES II necesita incluir licencia remunerada disponible de manera universal; pagos directos más grandes a los hogares; financiamiento adicional a Medicaid; mayor cobertura de atención médica, y asistencia alimentaria.

También se ha vuelto cada vez más claro que ninguna ley de ayuda será efectiva sin una fuerte supervisión. El gobierno no puede permitir que los bancos más grandes determinen cuáles empresas pequeñas obtienen ayuda y cuáles se ven obligadas a despedir a sus trabajadores o ir a la quiebra. El Congreso debe incluir disposiciones firmes en CARES II para garantizar que la ayuda se asigne de manera rápida y justa, y que estará disponible mientras dure la crisis.

Estados Unidos enfrenta su mayor crisis económica y de salud pública en un siglo. El futuro del país descansa en la capacidad del Congreso de aprobar un paquete legislativo significativo y específico, que aborde la escala y gravedad de la crisis en cuestión.

Para ver los últimos insumos de CAP sobre el coronavirus, visite nuestra página con información sobre coronavirus.

Para obtener más información o hablar con un experto, no dude en contactar a Ricardo Rauseo a ‮gro.ssergorpnacirema@oesuarr