COMUNICADO: CAP publica traducción de secciones clave de informe mientras legislatura de Puerto Rico se apresta a finalizar consideración de ley de reforma energética

Washington D.C. — Con la intención de hacer más accesibles las conclusiones acerca de las mejores prácticas y lecciones de seis estados de Estados Unidos y recomendaciones que ayuden a utilizar estas lecciones para crear estructuras regulatorias que permitirán a Puerto Rico proporcionar electricidad limpia, confiable y asequible para sus residentes, CAP publicó la traducción al español de las secciones claves de su estudio “Building a Better Energy Future in Puerto Rico”, publicado en inglés el 26 de septiembre de 2018.

Para mejorar el sistema eléctrico de Puerto Rico y preparar la isla para el próximo huracán, el informe   recomienda a los legisladores de Puerto Rico que mantengan la independencia de una agencia regulatoria del sistema eléctrico en Puerto Rico y la fortalezcan de maneras que le permitan a este sistema servirle a los residentes y a las empresas a la vez que se construye un sistema eléctrico más resiliente, más económico y confiable.

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE o PREPA, por sus siglas en inglés), es la única empresa de servicio público suplidora de energía eléctrica en la isla, y ya afrontaba varios desafíos antes de la tormenta. Sin entes independientes que mantengan a la AEE (PREPA) responsable, es poco probable que esta empresa pública cumpla con los estándares de calidad necesarios para restaurar su sistema o hacer las inversiones necesarias para construir una red eléctrica del siglo 21.

Por eso que es importante mantener a la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR, o PREC, por sus siglas en inglés) como un organismo regulador fuerte e independiente. Darle poder a la CEPR (PREC)  garantizará que la AEE (PREPA) cumpla con sus metas energéticas y que tenga el potencial de transformar el sistema eléctrico de Puerto Rico. Le ayudará también a aumentar sus esfuerzos para integrar fuentes limpias y baratas de energía y hacer posible la transición a un sistema de regulación basada en el rendimiento que permitirá mantener la AEE (PREPA) responsable y que haga prioritarios mantener sus servicios a precios accesibles y confiables, y a reducir las emisiones contaminantes.

Basado en las mejores prácticas en seis estados, las lecciones y recomendaciones para Puerto Rico incluyen:

  • Prevenir la intervención política en CEPR (PREC) y fortalecer la comisión reguladora independiente.
  • Redoblar esfuerzos para alcanzar las metas establecidas en la Cartera Energía Renovable (“RPS”, por sus siglas en inglés) de Puerto Rico.
  • Considerar la transición de un modelo de utilidad basado en consumo a uno que utiliza una regulación basada en el rendimiento.
  • Diseñar y aplicar estándares de confiabilidad que reflejen el contexto isleño de Puerto Rico.
  • Priorizar el establecimiento de estándares de gobernanza más fuertes que cualquier modelo particular de utilidad.

Lee el informe : “Construyendo un mejor futuro energético en Puerto Rico” por  Bonnie Krenz

Para más información o para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Rafael Medina vía email a rjmedina@americanprogress.org o por teléfono al 202.478.5313.