Mujeres

DECLARACIÓN: El Escepticismo de la Corte Suprema de la Subversión de la Revisión Judicial de S.B. 8 Subraya la Hostilidad del Tribunal Hacia el Derecho al Aborto

Por Ricardo Rauseo | Publicado el 1 de Noviembre de 2021

Washington, D.C. — La Corte Suprema de EE.UU. escuchó hoy argumentos orales en un conjunto de casos que impugnaban S.B. 8, la prohibición extrema del aborto de seis semanas en Texas que delega a los ciudadanos privados para que sirvan como posibles ejecutores. Los casos no se centran en el derecho al aborto en sí, sino más bien en la validez del plan de aplicación de la ley de los cazarrecompensas, que fue diseñado para socavar el derecho constitucional al aborto y evitar la revisión judicial. En respuesta, Maggie Jo Buchanan, directora interina de la Iniciativa de Mujeres en el Center for American Progress, emitió la siguiente declaración:

S.B. 8 ha eliminado esencialmente el aborto en Texas, lo que hace que Roe v. Wade carezca de sentido para aproximadamente 1 de cada 10 mujeres estadounidenses en edad reproductiva. Si bien nos alienta que la mayoría de los jueces parecen poner en duda el plan de Texas para evitar la revisión judicial de la prohibición, seguimos indignados de que el Tribunal permitió que la ley entrara en vigor hace casi dos meses a pesar de estos claros problemas legales. Como resultado, las tejanas que buscan un aborto después de seis semanas de embarazo continúan sufriendo daños irreparables. La falta de bloqueo de la ley por parte de la Corte ha perjudicado principalmente a las personas de color, las personas de bajos ingresos, las personas con discapacidades, los inmigrantes, jóvenes y las personas LGBTQ, entre otros. Además, no bloquear la ley demuestra la clara hostilidad del Tribunal hacia el derecho al aborto y subraya la vulnerabilidad de los casi 50 años de precedente de Roe v. Wade.

El Tribunal debe anular inmediatamente el fallo del 5to Circuito y prohibir la ley. No hacerlo no sólo infligiría un daño continuo a las tejanas, sino que también alentaría a otros estados a aprobar sus propios proyectos de ley post-judiciales para socavar cualquier derecho constitucional que desaprueban. La amenaza a Roe no debe ser minimizada o ignorada mientras esperamos la decisión de la Corte en estos dos casos y en el próximo, Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, cuando el derecho al aborto en sí estará directamente frente a este Tribunal de extrema derecha.

Para obtener más información o hablar con un experto, contacte a Ricardo Rauseo a rrauseo@americanprogress.org.