El presupuesto de Trump está alineado con sus valores: solo le importan él y sus amigos ricos

El presupuesto de Donald Trump nos llevará a la bancarrota moral y económica. Trump prometió durante su campaña electoral que los ricos –sus amigos– no tendrían un recorte tributario.También prometió que no recortaría los programas de Seguro Social, Medicare y Medicaid. A pesar de sus promesas al pueblo estadounidense, el presupuesto del presidente hace exactamente lo contrario de lo que dijo que haría.

No se había secado la tinta de la estafa tributaria de Trump y los republicanos –que les da enormes recortes a los millonarios, multimillonarios y grandes corporaciones– cuando nos enteramos cómo planeaban pagar por ella. El plan presupuestario de Trump propone drásticos recortes: 306,000 millones al programa de Medicaid, 214,000 millones al programa de cupones para alimentos (SNAP, por sus siglas en ingles), 72,000 millones a los programas federales que proporcionan beneficios a las personas con incapacidades, 3,000 millones del departamento de educación, y otras ayudas básicas que para los estadounidenses son importantes para llegar a fin de mes.

Esta estafa presupuestaria es nada menos que una gran transferencia de riqueza de la clase media y las familias trabajadoras al 1% más rico y a las grandes corporaciones. ¿Y se preguntan por qué? Para pagar por los recortes tributarios a los ricos después de hacer que los déficits se disparen.

Lea el articulo completo aquí.

Este articulo apareció originalmente en Univision.