Los republicanos son un riesgo para las prioridades estadounidenses

Trump ha mostrado que no quiere ayudar a estos jóvenes

La votación del lunes para reabrir el gobierno sin un acuerdo bipartidista para resolver las muchas prioridades clave antes del Congreso es profundamente decepcionante. No está claro qué aspecto tendrá la promesa del líder de la mayoría del Senad,o Mitch McConnell, de llevar la legislación sobre DACA al pleno y no olvidemos que el presidente Donald Trump y el líder McConnell ya han engañado tanto a los republicanos como a los demócratas.

Por ejemplo, el presidente Trump y los republicanos rechazaron múltiples acuerdos bipartidistas, se negaron a negociar en buena fe y sometieron a los estadounidenses a un cierre gubernamental que era completamente evitable e innecesario cuando en realidad nunca tuvieron la intención de llegar a un acuerdo.

Trump nos mostró que en realidad no quiere ayudar a los Dreamers y deberíamos desconfiar de la promesa del líder de la mayoría del Senado McConnell porque un proceso abierto de enmienda podría ofrecerles a los senadores antiinmigrantes más acérrimos, como el senador Tom Cotton, proponer políticas nativistas y racistas que no solo impediría el impulso para llegar a una acuerdo bipartidista de sentido común, sino que también pondría en riesgo a los Dreamers.

La próxima fecha límite es ahora el 8 de febrero; pero, mientras tanto, otros 2,000+ Dreamers perderán protección, además de los 17,000 que ya están expuestos al riesgo de perder sus trabajos y a la deportación. Si el Congreso no aprueba una solución permanente para los Dreamers pronto, la Casa Blanca ya ha indicado que podría comenzar a deportar a los jóvenes soñadores el 5 de marzo.

Lea el articulo completo aquí.

Este articulo apareció originalmente en El Diario Nueva York.