4 razones por las cual los estados que están demandando para detener las acciones de inmigración pueden tener grandes perdidas

Immigration activists demonstrate at the Supreme Court in Washington in support of President Barack Obama's executive order to grant relief from deportation in order to keep immigrant families together, March 18, 2016. The U.S. Capitol is in the background.

El 18 de abril, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. está confirmado para escuchar los argumentos orales en la demanda, United States v. Texas, que fue presentada por más de dos docenas de estados que desafían la política de control de la inmigración por el secretario de seguridad nacional. Si tiene éxito, la demanda podría separar a millones de familias estadounidenses, mientras que al mismo tiempo debilitaría la economía de EE.UU.

Veintiséis estados presentaron una demanda contra la iniciativa de la Acción Diferida para los Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales, o DAPA, junto con la expansión de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA. Bajo DAPA, DACA, y la expansión de DACA, ciertos inmigrantes no autorizados que han vivido en los Estados Unidos por muchos años o quienes llegaron al país cuando eran niños o son los padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales pueden presentarse, registrarse con el gobierno, pasar la verificación de antecedentes, y solicitar la acción diferida – una protección temporal de la amenaza de deportación. Con la acción diferida, estas personas también son elegibles para solicitar permiso de trabajo legal en el país. La implementación tanto de DAPA y la expansión de DACA han sido bloqueadas temporalmente mientras que el caso pasa a través del tribunal.

En demandando por detener a DAPA y la expansión de DACA, estos 26 estados han optado a renunciar a decenas de miles de millones de dólares en incremento del producto interno bruto estatal, o PIB, y eso no incluye las ganancias adicionales de sus propios residentes, así como los cientos de millones de dólares cada año en el aumento de los ingresos fiscales estatales y locales. Esto es significativo, en parte, debido a que el Tribunal del 5to Circuito de Apelaciones ha decidió que los estados demandantes tenían validez jurídica para presentar esta demanda basada en la conclusión del tribunal de distrito que el estado de Texas puede terminar gastando “varios millones de dólares” para la emisión de licencias de conducir a algunas de las personas que reciben la acción diferida. Además de estas pérdidas monetarias, los estados demandantes también están amenazando a separar los padres, madres, hermanos y hermanas de más de 2,6 millones de miembros familiares que son ciudadanos de los Estados Unidos con quien viven en estos estados. (véase la Tabla 2)

Aquí hay cuatro hechos claves que usted debe saber acerca de los estados que están demandando para detener DAPA y la expansión de DACA.

1. Los estados demandantes pueden llegar a perder al menos $ 91,9 mil millones en aumento de PIB estatal

A nivel nacional, las iniciativas de las tres acciones diferidasDAPA, DACA, y la expansión de DACAse estima que crecerá la economía de EE.UU. acumulativamente por $230 mil millones a través de 10 años. Las razones de esto son completamente simples. Como economistas profesionales y académicos en los campos relacionados recientemente explican en un escrito legal o un amicus brief ante el Tribunal Supremo, cuando los inmigrantes que no son autorizados obtienen una autorización de trabajo y de protección contra la deportaciónaunque sea temporalmenteson capaces de encontrar puestos de trabajo que hacen uso pleno de sus capacidades y habilidades, ganar salarios más altos, y llegar a ser aún más económicamente productivos.

Lo que es más, los estados individuales pueden esperar ver sus economías crecer como resultado de estas iniciativas. En conjunto, 18 de los 26 estados que están demandado para detener DAPA y la expansión de DACA pueden llegar a perder un estimado de $ 91,9 mil millones en aumento de PIB estatal a través de 10 años si las tres iniciativas de acción diferida no se implementan plenamente. Aunque la iniciativa original de DACA no está bajo revisión en United States v. Texas, la decisión del Tribunal del 5to Circuito de Apelaciones presenta preguntas antes la iniciativa también.

ShootingFoot-table1

2. Los residentes de los estados demandantes pueden llegar a perder un estimado de $48,4 mil millones en incremento de los ingresos

Debido a la enorme actividad económica que se generaría por estas iniciativas, las ganancias acumuladas de los trabajadores estadounidenses se incrementarían por un estimado de $124 mil millones a nivel nacional. En los 18 estados demandantes por los cual CAP tiene datos, nosotros estimamos que la implementación de DAPA, DACA, y la expansión de DACA elevaría los ingresos de los residentes de estos estados por más de $48,4 mil millones en 10 años.

3.Los estados demandantes pueden llegar a perder casi $272 millones en la aumentación anuales de los ingresos fiscales estatales y locales

Los inmigrantes no autorizados contribuyen enormes sumas de dinero a las arcas estatales y locales a través de impuestos: $11,64 mil millones al año, según un nuevo informe del Institute on Taxation and Economic Policy. La plena implantación de las tres iniciativas de acción diferida aumentaría las contribuciones de impuestos estatales y locales por parte de los inmigrantes sin autorización por un estimado de $ 805 millones cada año.

Los 26 estados que están demandando para bloquear DAPA y la expansión de DACA se beneficiarían un estimado de $271,7 millones de dólares anuales en ingresos de impuestos estatales y locales. Texas, encabeza la lista con casi $59 millones de ganancias estimadas por cada año en tales ingresos a través de la implantación de DAPA, DACA, y la expansión de DACA. (Véase la Tabla 1)

4. Más de 2,6 millones de ciudadanos estadounidenses viven con un miembro familiar que es elegible para DAPA en los estados demandantes

Por definición, los padres de un ciudadano estadounidense o residente permanente legal que sería elegible para solicitar DAPA tienen raíces profundas en los Estados Unidos. Casi el 70 por ciento de los beneficiarios previstos en DAPA han vivido en los Estados Unidos por lo menos 10 años, y un cuarto de ellos han vivido aquí por lo menos 20 años.

De acuerdo con una estimación preparada para CAP por el Centro para el Estudio de Integración de los Inmigrantes de la Universidad de Sur California, hay más de 6,1 millones de ciudadanos estadounidenses en todo el país que viven en la misma casa que un miembro familiar que es  elegible para DAPA. California encabeza la lista con un estimado de 1.8 millones de personas, pero Texas está en un cercano segundo lugar con casi 1,1 millones. Y en los 21 estados demandantes por el cual CAP tiene datos, hay más de 2,6 millones de ciudadanos estadounidenses que viven con un miembro familiar elegible para DAPA.

ShootingFoot-table2

Conclusión

Teniendo en cuenta los hechos expuestos anteriormente, no es de sorpresa que las más grandes ciudades y condados en muchos de los estados demandantes presentaron un escrito legal o un amicus brief ante el Tribunal Supremo alegando en apoyo de DAPA y la expansión de DACA. Si el Tribunal Supremo rechaza la decisión del tribunal inferior y permite que estas políticas tengan efecto, como debe ser, no sólo le beneficiaria a la nación por la implementación de estas políticas sensatas, pero los estados demandantes se beneficiarán también.

Tom Jawetz es el vicepresidente de Política de Inmigración en el Centro para el Progreso Americano.